Una nueva era para los Recursos Humanos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

La aparición del COVID-19 ha desencadenado un cambio de paradigma en todos los ámbitos, especialmente en la función de los Recursos Humanos, que ha tenido que transformar muchos de sus procedimientos y herramientas de trabajo para poder adaptarse a este nuevo contexto de incertidumbre y mantener la continuidad de sus negocios. Sin embargo, y como en toda situación compleja, tras unos meses complicados merece la pena detenerse a reflexionar sobre todo lo vivido hasta el momento para extraer algunos aprendizajes que puedan ayudarnos a avanzar en esta nueva etapa.

Sin duda una de las grandes lecciones de la pandemia, ha sido la demostración de que podemos ser igual de productivos, independientemente del lugar en el que nos encontremos. En este nuevo contexto donde el teletrabajo se ha impuesto de forma mayoritaria, el gran esfuerzo y compromiso que los profesionales han realizado con sus organizaciones ha quedado patente. Es más, durante los meses más duros en los que nos tuvimos que organizar a “marchas forzadas” para poder teletrabajar, se ha demostrado que el nivel de productividad de las empresas se ha mantenido intacto, rompiendo así cualquier reticencia a la adopción de esta modalidad de trabajo.

Por otro lado, también nos hemos dado cuenta de que, en un entorno digital diferente, es conveniente invertir en recursos para proporcionar a los empleados herramientas que les permitan hacer las cosas de una forma distinta. Las empresas tenemos que preparar a nuestros colaboradores para la vuelta al trabajo, tanto en forma remota como en presencial, estableciendo nuevos procedimientos y sistemas que determinen, por ejemplo, qué procesos de negocio pueden llevarse a cabo desde casa o cuáles requieren de presencia física para su desempeño. Esta transformación se sustenta sobre una estrategia basada en la confianza y el compromiso entre organizaciones y empleados, fomentando también la formación de las nuevas habilidades y conocimientos de las plantillas necesarios para poder hacer cosas disruptivas en un entorno cada vez más digital.

Desafortunadamente la pandemia continúa y es un aspecto al que tendremos que seguir prestando atención y dedicando muchos recursos. El fuerte desgaste psicológico que la situación ha causado en las plantillas puede empezar a pasar factura en los próximos meses. Ante toda esta incertidumbre, resulta muy positivo que las compañías demuestren que están pendientes de sus empleados valorando el gran esfuerzo realizado durante las fases más críticas de la crisis. Además, en este entorno cada vez más digital, será muy importante no perder el contacto físico, una cuestión fundamental para evitar la deshumanización de la relación entre las empresas y sus profesionales.

Otro aspecto importante para Recursos Humanos es el diseño y puesta en marcha de medidas específicas que garanticen la vuelta de los empleados al trabajo de forma segura y su preparación para este nuevo contexto “fígital”, que combina el trabajo presencial y remoto. Por ejemplo, dotándoles de la responsabilidad necesaria para poder diseñar sus jornadas laborales con flexibilidad en función a sus necesidades y, por supuesto, a las necesidades y objetivos de sus compañías con la implantación de modelos como el “Flexiworking” o “Smartworking”, cuya efectividad en los niveles de productividad ha quedado demostrada.

Como he mencionado anteriormente la gestión del trabajo en este nuevo escenario es algo que nos preocupa muchísimo al tener un impacto directo en las decisiones estratégicas de negocio. Para conseguir mantener la conexión y alineación de los equipos (aún más complicado con el teletrabajo) las organizaciones, abanderadas por sus líderes, pueden dar alas a la creatividad para mantener la cohesión de todos sus colaboradores y adaptarse a estos tiempos extraordinarios que estamos viviendo. Recursos Humanos es el mejor actor para liderar estas políticas para adaptar los nuevos modelos de trabajo a los objetivos de negocio a través de políticas sostenibles, cuya receta será diferente dependiendo de la cultura, sector o madurez de cada organización.

Y si hay otro aspecto que ha quedado patente en los últimos meses es que, para poder adaptarse con éxito a este nuevo contexto, es necesario contar con la tecnología y en concreto con las soluciones Cloud como principal aliado. Muchas compañías llevaban años utilizando soluciones y servicios SaaS para gestionar sus procesos de Nómina y RRHH, sin embargo, lo que ha provocado esta pandemia, ha sido la aceleración de la digitalización de las empresas y la democratización del trabajo a distancia.

En concreto y en el ámbito de los Recursos Humanos, el uso de las soluciones Cloud además de favorecer el fomento de la innovación y el intercambio de conocimiento de cara a detectar nuevos proyectos de valor para el negocio, ha permitido a las empresas gestionar aspectos tan críticos como la gestión de los ERES, ERTES, el cumplimiento de nuevas normativas; control del Registro Horario, Ley de Igualdad, así como la gestión en remoto de los procesos de On-boarding de las nuevas contrataciones de empleados. En este último aspecto, la creatividad tiene un rol prevalente para asegurar que ese onboarding digital o “figital” de los nuevos empleados incorporados permita trasmitir de manera óptima los elementos básico de cultura de la empresa, tan importantes durante los primeros días.

La pandemia nos ha demostrado por tanto que podemos gestionar con total seguridad infinidad de procesos en la nube, sin que haya una mayor exposición a riesgos que no seamos capaces de controlar, limitar o gestionar.  En el otro lado de la moneda, desafortunadamente las empresas que no disponían de la tecnología adecuada han podido comprobar lo difícil que es adaptarse a este nuevo contexto sin contar con soluciones Cloud, siempre disponibles, accesibles desde cualquier lugar y con un alto nivel de escalabilidad.

No ha sido el final de los tiempos, sino el principio de una nueva era, donde el modelo de teletrabajo impuesto por la situación ha dejado patente el gran esfuerzo y compromiso que los profesionales han demostrado con sus organizaciones en el transcurso de la pandemia.

Por Patricia Santoni, Directora General de Meta4, A Cegid Company

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

ESCRITO POR

Experto Meta4

Artículos Relacionados

¡Comparte este post!
Share
el 10, Jun 2021

La pregunta del titular tiene su punto de incomodidad, no se puede negar, y por tanto, la fuerza suficiente como para hacernos parar a pensar. De hecho, hace unos años era frecuente escuchar por ahí, en conversaciones informales pero también laborales, ese “¿te gustaría que tu hijo fuera tu jefe?”

¡Comparte este post!
Share
el 8, Jun 2021

Las crisis son dolorosas. Con frecuencia, devastan proyectos, generan sufrimiento, interrumpen carreras profesionales y, en casos extremos, nos arrebatan a algunos seres queridos. Ya que pagamos un precio tan alto, vale la pena considerar también los beneficios que aportan estas experiencias

¡Comparte este post!
Share
el 3, Jun 2021

La crisis sanitaria del Covid-19 ha traído consigo la transformación radical de los lugares de trabajo.