HR Blogger

Elizabeth Meza Rodríguez

Elizabeth Meza Rodríguez es editora de El Empresario y Management, secciones de emprendimiento, pymes y capital humano de El Economista y colabora para Factor Capital Humano. Es licenciada en Comunicación por la UNAM y asistió al diplomado de actualización periodística impartido por el Tecnológico de Monterrey y al seminario de actualización periodística en salud de la Universidad Panamericana. Su pasión por la salud, la innovación y la economía se ven reflejados en temas de recursos humanos, responsabilidad social y emprendimiento. Colabora, junto con 20 medios económicos, en Solutions&Co, publicación que difunde textos de innovaciones y empresas a nivel mundial con el objetivo de ayudar al cuidado del medio ambiente. Fue finalista de VII Premio de Periodismo Iberoamericano (2017) realizado por IE Business School y Softland.

Todos los artículos

¡Comparte este post!
Share
el 1, Jun 2021

El mundo laboral ha cambiado, el teletrabajo llegó para quedarse.

Cómo desarrollar las habilidades tecnológicas de tus colaboradores
¡Comparte este post!
Share
el 2, Mar 2021

El 2020 trajo muchos cambios disruptivos y las empresas se vieron en la necesidad de adoptar tecnología y acelerar los procesos digitales

¡Comparte este post!
Share
el 10, Sep 2020

El área de Recursos Humanos también ha visto la necesidad de adaptarse a la nueva normalidad y hacer uso de la tecnología para crear proceso más sencillo durante estos meses de confinamiento

¡Comparte este post!
Share
el 7, May 2020

En esta época la comunicación debe ser transparente, concisa y frecuente, ello hará que el trabajador se sienta en confianza, tomado en cuenta y se fidelice.

¡Comparte este post!
Share
el 4, Feb 2020

Sí, esas máquinas que cambian nuestras vidas y aunque se ha dicho que desplazarán a los humanos, la realidad es que sólo se verán afectados los empleos rutinarios; sin embargo, su implementación dará paso a labores más dinámicas y cognitivas.

¡Comparte este post!
Share
el 25, Jun 2019

El intraemprendimiento es un comportamiento emprendedor bajo el respaldo de la empresa, que le permite al colaborador desarrollar proyectos propios, independientemente de su puesto de trabajo, ya sea que tenga un modelo comercial independiente o que el desarrollo se incorpore a la compañía.