Hacia una gestión de RR.HH. digitalizada, eficiente y más humana

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Patricia Santoni

Tras vivir una fuerte tormenta que ha afectado a todos los ámbitos de la sociedad a nivel social, económico y laboral, parece que cada organización está empezando a coger el timón de su barco y trazando una dirección clara para redirigir a sus empleados y al propio negocio hacia buen puerto con éxito.

La última encuesta elaborada por Michael Page apuntaba que el 81,2% de los empleados europeos consideran que pueden cumplir con sus funciones trabajando total o parcialmente de forma remota. Un cambio de rumbo en el entorno laboral al que los gestores de RR.HH. han tenido que adaptarse en tiempo récord.  Con estas nuevas condiciones, los responsables todas las áreas necesitan herramientas y una estrategia sólida que les permita obtener información precisa y, en tiempo real, para apoyar la toma de las mejores decisiones, mejorar la productividad y atraer y retener el talento.

Además del surgimiento de un nuevo entorno laboral, se han producido numerosos cambios que han afectado al área de RR.HH. Entre ellos, podemos mencionar la aparición de nuevas legislaciones a las que dar cumplimiento, modificaciones en la gestión de nóminas y, sobre todo, nuevas atenciones para los empleados. Todo ello ha supuesto un cambio en las responsabilidades de estos departamentos cuyo papel ha cobrado un protagonismo esencial dentro de las estrategias de negocio de las compañías. La gestión de las personas es una cuestión que ya no sólo afecta a los directores de RR.HH., que en los últimos tiempos ha jugado un papel de liderazgo en sus organizaciones, sino que implica al resto de responsables de la organización para remar juntos hacia un propósito común; la renovación y adaptación al nuevo contexto laboral.

Entre las prioridades actuales de esta área, resulta clave la consecución de la excelencia operativa. Dotar al personal de RR.HH. de la tecnología necesaria para adaptar todos los procesos y así poder dedicarse a tareas que aporten valor mediante la alineación y gestión de todos los procesos de forma adecuada. Para ello, los directores de RR.HH. deberán diseñar su propia hoja de ruta para adaptarla a las necesidades actuales de sus empleados y para dotarles de mayor más flexibilidad a la hora de decidir dónde, cómo y de qué manera quieren desempeñar su labor y encontrar su propósito en el trabajo.

Es necesario que los responsables de RR.HH. evolucionen en la forma de identificar, atraer y retener las habilidades de sus equipos y, en definitiva, deben rediseñar la propuesta de valor que ofrecen a sus profesionales (PVE). Los empleados necesitan, más que nunca, ser escuchados y valorados de manera integral como personas y profesionales a través de esta propuesta de valor. El objetivo es crear un enfoque dinámico para gestionar las necesidades cambiantes de cada individuo tal y como muestra el estudio de Forrester según el cual “los programas de reconocimiento de los empleados recibirán un impulso del 1% de la compensación total hasta el 2% en los próximos años”.

La gestión del empleado en el punto de mira

En este nuevo contexto la gestión del empleado abarca más variables que nunca, siendo necesario situarlo en el centro de la estrategia de la compañía para poder entender cómo potenciar sus habilidades actuales y lo más importante, dotarles de las herramientas necesarias para desarrollar las nuevas habilidades que demanda el entorno laboral. De hecho, Gartner señala que “el 29% de las habilidades que estaban presentes en un puesto de trabajo en 2018 estarán obsoletas para 2022. El número total de habilidades requeridas para un solo trabajo está aumentando en un 6,3% anual, y las nuevas habilidades están reemplazando a las antiguas”.

Por otro lado, para reforzar nuestro Employer Branding y resultar atractivos para atraer el talento, las organizaciones debemos trabajar para que nuestros profesionales actúen como portavoces en el exterior y para ello la implantación de programas que permitan llevar a cabo una gestión integral del talento resulta fundamental. La digitalización de estos procesos y la implantación de nuevas herramientas tecnológicas, permitirá a los profesionales de RR.HH. identificar nuevas necesidades y realizar estimaciones de aspectos que pueden ser mejorados y de interés para los empleados y la organización. Tras vivir una crisis sanitaria de gran magnitud, los profesionales necesitan apostar por modelos de trabajo diferentes y nuevas herramientas tecnológicas que les permitan cambiar el curso de su trabajo, obtener un mayor rendimiento y nuevos resultados.

Los responsables de RR.HH.  tendrán que asumir nuevos retos y responsabilidades, pero nunca solos, siempre de la mano de todos los miembros de la organización. Además, realizar este camino junto a un partner tecnológico que les guíe en la transformación digital del departamento, resultará esencial para concluir con éxito este viaje. La innovación comenzará en el departamento de RR.HH. y se extenderá como una marea a lo largo y ancho de toda la organización. El rediseño de la experiencia laboral permitirá obtener un rendimiento duradero. Llegó el momento de rediseñar la experiencia laboral del empleado y adaptarla a los nuevos tiempos para obtener un crecimiento sostenible y duradero.

Patricia Santoni, Directora General Cegid Meta4 Iberia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

ESCRITO POR

Experto Meta4

Artículos Relacionados

¡Comparte este post!
Share
mayo 19, 2022

La actividad profesional suele marcar ritmos intensos de trabajo que reclaman nuestra atención de forma constante. Debemos atender a tantos requerimientos del entorno que apenas tenemos tiempo para pensar en nosotros mismos.

¡Comparte este post!
Share
mayo 17, 2022

Ian Williamson, es Decano de la Victoria Business School de la Universidad de Victoria, Wellington en Nueva Zelanda y Research Fellow de investigación de la Melbourne Business School en Australia. La investigación del profesor Williamson se centra en cómo el desarrollo de «canales de talento» efectivos puede mejorar los resultados organizacionales y comunitarios.

¡Comparte este post!
Share
mayo 12, 2022

La crisis mundial del COVID–19 aceleró la necesidad de desarrollar tecnologías innovadoras y obligó a las organizaciones a adaptarse más rápidamente a los cambios. Los CEOs buscan principalmente tres cosas: crecimiento, digitalización y eficiencia. ¿Qué tendencias alrededor de estos temas estarán dando forma al futuro de los negocios?