Los Porqués y los cómos

Todo directivo debería poseer una formación no sólo técnica de gestión, sino también preparación antropológica suficiente para engendrar organizaciones ilusionadas.