Moocs: pros y contras de una nueva forma de aprender

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Por Paloma Moreno de Carlos (Social Media Specialist en Meta4)

¿Te imaginas poder estudiar un curso de una de las Universidades más prestigiosas del mundo como en: Oxford ,Yale o Harvard ? Esto es posible, de una sencilla manera, gracias a los MOOCs. En los últimos 2 años la formación online ha experimentado un auge significativo gracias al paradigma de formación denominado MOOC. Un MOOC simplifica la formación a distancia gracias a sus características de: abierto, colaborativo, masivo y gratuito.

Las siglas de MOOC (Massive Open Online Courses) corresponden al acrónimo inglés de: Cursos Masivos, Abiertos y Online, diseñados por destacados catedráticos de las universidades más reconocidas del mundo y puestos a disposición del público en general de una manera libre y gratuita convirtiéndose en un complemento perfecto a la formación tradicional. La filosofía del MOOC es: » la liberación del conocimiento para que este llegue a un público más amplio».

Un MOOC es un tipo de curso en línea orientado a la formación a distancia de una cantidad muy elevada de usuarios. Para que la enseñanza a distancia se pueda considerar como MOOC, como tal, se deben cumplir una serie de características:

Estructura docente en formato curso: una estructura orientada al aprendizaje con una serie de pruebas de evalución que avalen que se ha cursado el MOOC.

– Han de ser abiertos y en línea: con materiales accesibles de forma gratuita.

– Un carácter masivo: no hay un límite en la matriculación, es decir, el número de matriculados es ilimitado.

Origen

Se puede considerar que el término MOOC, fue acuñado por primera vez en 2008 por Dave Cormier para referirise al curso de George Siemens y Stephen Downes: » Conectivism and Connective Knowledge (CCK08)» (Conectivismo y Aprendizaje Conectado). Tras esto y junto a la colaboración de Dave Cormier y Bryan Alexander, este grupo fue ofreciendo gran cantidad de cursos, tales como: CCK09, CCK11,Future of Education, Plenk, etc. A partir de ahí, este tipo de cursos experimentó un gran éxito y comenzaron a surgir nuevas iniciativas.

En 2011 se produjo un hecho de gran relevancia para la historia de los MOOC, el que fuera profesor sobre Inteligencia artificial en la Universidad de Stanford, Stepehn Thurn, ofreció junto a Peter Norvig, su colaboración para un curso online y abierto sobre su especialidad. A este curso, se apuntaron cerca de más de 120.000 personas. Dado el éxito Thrun decidió abandonar Stanford y creó la plataforma: Udacity, una Universidad Online y gratuita con la que compartiría todos sus conocimientos.

Posteriormente fueron surgiendo otras grandes plataformas para los MOOCs como: Coursera y EdxCoursera fue creada por Daphne Koller y Andrew Ng y actualmente es una de las plataformas más importantes de los MOOCs ya que cuenta con el apoyo de Universidades como: Yale, Princenton, Michigan o Penn. Por otra lado, tenemos a Edx, creada por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts y a la cual se unieron las Universidadedes de Harvard y Berkeley.

En España, la primera iniciativa de un MOOC, fue Crypt4you, un curso de criptografía para programadores de la Universidad Politécnica de Madrid y dirigida por los doctores Jorge Ramió y Alfonso Muñoz.

Actualmente en España hay 25 universidades que ofrecen MOOCs. Además existen gran cantidad de plataformas y de agregadores de MOOCs. Aquí os dejamos una selección:

Plataformas

– Edx

– Coursera

– Udacity

– MiriadaX

Canvas Network

Uned Coma

Uni MOOC

Agregadores:

– Mooc: http: www.mooc.es

– MOOCList: www.mooc-list.com

– MOOC.ca: www.mooc.ca/courses.htm

Puntos fuertes

Libre acceso a cursos ofrecidos por las mejores universidades del mundo, eliminamos la barrera del espacio y el dinero. La única limitación es el tiempo, ya que suelen durar entre 2-4 semanas, pero durante ese tiempo dispondrás de todos los medios para poder cursarlo.

– Aunque se pase el tiempo de inscripción en la mayoría de los casos, se suelen repetir cada cierto tiempo y así tendrás la oportunidad de hacerlo en un futuro.

– Los requisitos para poder cursar un MOOC son mínimos y el precio en muchos casos es gratuito (algunos tienen un coste, pero son reducidos).

– Tanto los profesores como los alumnos pueden compartir una gran cantidad de recursos tales como: lecturas, vídeos o cualquier material interesante relacionado con el curso. Los alumnos, a partir de ese material, debaten, envían sus respuestas a los ejercicios y comentan las respuestas de otros. El objetivo es la construcción del conocimiento a través de la comunicación entre los alumnos.

– Puede ser algo positivo en cuanto a nuestra marca personal ya que podemos adquirir cierta relevancia en función de nuestra aportación en el grupo y estar en contacto con gente con nuestros mismos intereses. Se puede crear una comunidad online.

– Facilita tanto el desarrollo personal como el profesional, no solo amplia nuestro conocimiento a través de la experiencia colectiva sino que también es una buena manera de hacer networking ya que puedes interactuar con el resto de profesores y compañeros.

– Muchos de los cursos están en inglés, lo que supone una gran oportunidad para poder mejorar dicha competencia.

– Para las instituciones/empresas puede resultarles beneficioso ofrecer estos cursos ya que refuerza su marca. En el caso de las empresas es una buena manera de complementar los programas de formación que organice el departamento de RRHH, llegando a todos los empleados, aportando formación técnica muy concreta.

Puntos débiles

– El principal problema de estos cursos e-learning es el elevado índice de abandonos. Según un estudio reciente realizado entre millones de usuarios de la plataforma Coursera, tan sólo un 4% de los alumnos inscritos en un MOOC los termina. Mientras que un 50% únicamente toma una lección. Esto se debe a que como no se trata de un curso al uso, por lo que cada uno toma el ritmo de su aprendizaje, lo que puede provocar que si no se está lo suficientemente motivado se acabe abandonando.

– El método de evaluación no queda del todo claro ¿cómo se puede evaluar a un curso con más de 120. 000 alumnos? Cada universidad o plataforma tiene métodos de evaluación diferentes, pero todavía no queda muy claro cuál es el adecuado. Además, no hay un atención personalizada con los alumnos.

– La dificultad para poder obtener una certificación del curso, ya que en algunos para obtención  te piden que pagues unas tasas extras.

Porvenir

Hay opiniones encontradas en cuanto al futuro de los MOOCs se refiere. Por un lado, tenemos a un sector que opina que si estos cursos terminan superando los desafíos y las complicaciones que presentan actualmente, estaremos ante un nuevo modelo de formación universitaria.

Por otro lado, según un estudio de enero de 2014 de la EUA (European University Association) opinan que aunque es obvia la relevancia y el impacto que están teniendo los MOOCs en los últimos años, es imposible que sustituyan a la enseñanza tradicional, pero que pueden terminar siendo un complemento más a ésta, pero nunca un sustituto.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

ESCRITO POR

Experto Meta4

Artículos Relacionados

¡Comparte este post!
Share
junio 30, 2022

¡Terminamos el mes de junio con nuestra selección de los mejores post de RR.HH.! En esta ocasión, Victoria Redondo, Mireia Trias, Roberto García, Cepymes, Adecco, Xavi Roca y Juan Martínez Salinas han sido los escogidos para compartir sus interesantes reflexiones sobre el área la gestión de personas;

¡Comparte este post!
Share
junio 28, 2022

El pasado 22 de junio tuvimos el placer de organizar junto al Foro de los RR.HH. un encuentro en la sede de Madrid Talento, espacio cedido por el Ayuntamiento de Madrid, para debatir sobre “Las claves de la transformación digital del Talento” con todos los asistentes.

Gestión del tiempo en 2022, ¿de dónde venimos y a dónde vamos?
¡Comparte este post!
Share
junio 23, 2022

La evolución de la gestión del tiempo en los últimos tres años ha venido marcada por nuevas legislaciones, nuevos modelos de trabajo, una pandemia y la integración en el mercado laboral de una generación 100% digital.