Automatización en los procesos de nómina: ¿qué tareas puedes digitalizar y mejorar así la productividad?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Escrito por Silvia Ayala, Consultora de Preventa en Cegid

 

Sabemos que la tecnología ha revolucionado nuestra forma de trabajo. La incorporación de herramientas que permiten automatizar ciertas funciones, ha facilitado en gran medida la labor de los profesionales.

Si nos centramos en el departamento de RRHH, la automatización aplicada a los procesos de cálculo de nómina ha supuesto un gran avance para las compañías y, sobre todo, para los profesionales encargados de esta función.

Y es que la gestión de las nóminas de los empleados es una tarea compleja, que a menudo supone una gran inversión de tiempo y recursos para las empresas. Por eso, cada vez más compañía incorporarán la automatización para realizar estos trámites además de para hacer frente a los continuos cambios legislativos que afectan a este proceso tan crítico para las organizaciones.

 

Pero, ¿qué tareas implican una mayor dedicación de los profesionales de nómina?

Bajo nuestro punto de vista, podemos clasificarlas en tres grandes grupos:

1. Gestión de nómina

Obviamente es la tarea principal y más crítica para un profesional de nómina, pero desde la gestión del alta de un empleado hasta la ejecución de la nómina, existen diferentes procesos que admiten automatizaciones que facilitan el día a día del gestor de nómina.

2. Atención al empleado

La resolución de dudas relacionadas con la nómina o la comunicación de cambios que afecten a toda la empresa, pueden suponer un tiempo extra para el gestor de nóminas. ¿Es posible reducir el tiempo invertido en estas tareas?

3. Atención a directivos

El gestor de nómina debe ser capaz de ofrecer a directivos y managers, la información que requieran para la toma de decisiones o para el establecimiento de estrategias. Para ello, disponer de datos actualizados y accesibles resulta esencial para mejorar los tiempos de respuesta.

Además, tal y como señala la regla del 80/20 de la Ley de Pareto, mientras que la mayor parte de las tareas ocupan el 20% de tu tiempo, hay determinadas funciones que por su complejidad precisan de una mayor dedicación.

 

En este sentido, para un profesional de nómina la mayor parte de sus labores son rutinarias y de hecho, tal y como señala HR Technology, el 65% de sus tareas se podrían automatizar fácilmente, lo que conlleva un ahorra de costes de FTE y de tiempo. Por ello, digitalizar los procesos de nómina resulta muy beneficioso tanto para los empleados que se encargan de su cálculo como para la compañía, ya que, entre otras ventajas, permite detectar el origen de un problema, disminuyendo el tiempo de reacción y aumentando, por tanto, la productividad y la seguridad de la empresa.

Si quieres conocer con mayor detalle las tareas más recurrentes que un profesional de nómina puede automatizar gracias a la tecnología, descarga nuestro ebook: “Optimiza tu gestión de Nómina: Aciertos y errores más comunes”.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

ESCRITO POR

Experto Cegid

Artículos Relacionados

Libros RRHH
¡Comparte este post!
Share
abril 10, 2024

En este post abordaremos varios libros que han sido muy valorados en el campo de los Recursos Humanos. Nútrete de conocimiento aprovechando alguno de los libros más demandados de autores como James Clear, Adam Grant, Melissa Daimler o Paul Gibbons. Feliz lectura

Novedades legislativas 2024
¡Comparte este post!
Share
abril 4, 2024

El presente artículo incluye una breve referencia de las principales novedades legislativas, los cambios más relevantes en el ámbito de Seguridad Social, y los pronunciamientos de los Tribunales más destacados de los meses de enero, febrero y marzo del año 2024.

TDAH
¡Comparte este post!
Share
marzo 20, 2024

En las últimas décadas, el TDAH ha pasado de ser un trastorno poco conocido a una condición prevalente en la sociedad actual. Además de afectar a niños, adolescentes y adultos, el TDAH ha rebasado la barrera de lo personal y se ha infiltrado también en el ámbito laboral, donde es fácil observar un preocupante paralelismo entre sus características y algunas dinámicas organizacionales.